Álvaro Sanz

Blog old

Es hora de recoger...

Desde que vivo en la aldea tengo una necesidad casi obsesiva de documentar todo lo que pasa a mi alrededor....

Tengo la sensación de que se acaba una forma de vida, de que nada de lo que está pasando va a volver a suceder... Ayer, mientras regaba el huerto vi a dos niños con un puñado de ovejas. Los dos jugaban con sus aparatos móviles mientras los animales iban a su aire. Recordé las sabias palabras de Claudio, Ignacio, Juan José... en mi documental "Cuentan los que quedan", y de eso ya no queda demasiado. Hoy he ido a casa de mis vecinos en su último día de vendimia. He podido captar los últimos racimos, las últimas uvas antes de convertirse en vino, vino de aldea, vino sin etiqueta, vino con olor a madera, a manos, a campo, a historia... y he sido feliz, una vez más, de poderlo ver, no como un forastero que pasa sino como un vecino y un nuevo gallego.