Álvaro Sanz

Blog old

Otoño-invierno en Andorra

El Ministerio de Educación andorrano me ha invitado a dar unas clases a sus profesores de Instituto, así que me he subido con la casita, y después de las obligaciones pedagógicas me he calzado las botas de montaña.

Hace unos días estaba dando la bienvenida al otoño en Francia, y ahora, tengo la sensación de estar en pleno invierno, con la calefacción encendida por las noches, durmiendo a más de 2000 metros de altura y quedándome sin respiración en mi caminata matutina antes de que el sol asome por el Pic d'Arcalís. Volveré a Andorra, a buscar el mítico pack de azúcar, mantequilla y galletas porque con tanta belleza, lo he olvidado.