Álvaro Sanz

Blog old

Despertar en Vilamor

Despiertas en una de las primeras mañanas de enero. La noche ha sido fría. Aparece el sol en los montes gallegos. El destino te ha traído hasta aquí, casi sin quererlo. Anoche ibas carretera arriba camino de algún lugar remoto en O Caurel. Un letrero llamó tu atención y cerraste los ojos a tu acompañante mientras girabas bruscamente a izquierda. "¿Dónde me llevas?"...

Y despiertas en Vilamor. Y la miras mientras hace el lobo, algo que se ha convertido en grito de guerra, y de muestra de felicidad. Y volvéis a casa después de un corto, pero intenso viaje. Pero ya no sois los mismos.