Álvaro Sanz

Blog old

Desconectar de la desconexión. Cáceres, Sierra de Gata y Los Barruecos.

Puedo parecer masoquista, o un poco aburrido, pero cuando quiero desconectar de la vida en la aldea, cuidar el huerto, pasear con Nanook entre eucaliptos, y el cantar de los pájaros, solo puedo ir a un sitio similar. No sé si lo normal sería meterme en Londres o New York para tener la dosis de tráfico, luces de neón y olor a asfalto necesaria para sentirme un ser humano. No puedo.

He bajado unos días a Cáceres y la Sierra de Gata. El entorno es tan diferente a mi día a día que el entretenimiento visual está servido. Cáceres ciudad, además, ofrece una particularidad que me parece exclusiva ya a pocas ciudades de este país absurdo: no está rodeada de polígonos industriales, carrefoures, leroysmerlines y buffalosgrilles... y sin salir de la propia ciudad, aún puedes ver espectáculos como éste que os muestro en las fotografías con los caballos. En Los Barruecos Nanook sigue mostrando fascinación con cualquier planta que se mueva su alrededor. Puede estar horas observando una encina mientras comemos debajo de ella. Y las cigüeñas que planean sobre su cabeza se convierten en un divertimento inusual. Este lugar es tan extraño como la primera vez que vine. Cualquier amante del arte moderno y la naturaleza tiene que visitarlo alguna vez.

[pe2-gallery class="alignleft" ] 100528_cáceres caballos_004.jpg100528_cáceres caballos_005-Edit.jpg100528_cáceres caballos_006.jpg100529_barruecos_015.jpg100529_cáceres_001.jpg100529_chocoloateria ruiz_004.jpg[/pe2-gallery]