Álvaro Sanz

Blog old

Amanecer en Bullerö

Hoy hemos salido de casa temprano. La temperatura estaba por debajo de los 0 grados. Los campos de la aldea estaban helados, blancos. Las plantas tenían gotitas totalmente petrificadas en cada una de sus hojas. Gotitas que soñaban con que saliera el sol y las fundiera, para caer de nuevo al suelo y nutrir a esta rica tierra gallega. Y mientras avanzábamos por la carretera que nos lleva a la civilización me iba dando cuenta de lo que ha cambiado todo en sólo unos meses. De esos amaneceres a las 7 de la mañana, en manga corta, corriendo en busca del mejor punto para ver el sol, a los jerseys, las bufandas y gorros para ver nada más que algo de claridad entre un montón de nubes. Y me ha vuelto a venir, recuerdos de este verano mágico, de luz, de nuevas amistades, de cientos de risas irrepetibles... y de amaneceres como este en la isla de Bullerö en Suecia que vivimos tan intensamente durante los 3 días en que nos perdimos unos cuantos afortunados. Y no hay mejor canción para un lindo amanecer de verano y sus recuerdos que Wake me de Message to Bears.

[gallery columns="1"]