Álvaro Sanz

Blog old

Un nuevo despertar

A veces, cuando construimos imágenes, cuando las hacemos, y no las tomamos, el azar, nos regala instantes de inadvertida felicidad que lo cambian todo.

Como cuando llevas días detrás de una imagen y tienes el entorno, el encuadre, la hora... y aparece la persona que lo entiende todo, que sabe lo que estás buscando, y sin hablar y sin casi instrucciones, debajo del agua, es capaz de moverse como tú le hubieras pedido que se moviera, y desde el primer disparo sabes que lo tienes, pero haces más porque te gusta coleccionar momentos, y porque sabes que en ese entorno, cualquier pequeño error lo echa todo a perder: un desenfoque, una entrada de luz que lo quema todo, una ola, algas frente al obturador...

Y sales del agua y cuatro caras sonrientes comparten ese momento contigo, y vuelves a hacerlo, vuelves a mirar al sol, y vuelves a darle las gracias por regalarte estos instantes, estos despertares compartidos, porque además, hoy, sabes que cientos de personas en varios rincones del mundo están sintiendo lo mismo que sientes en ese instante, y en unos minutos ese sol que acabas de ver en una isla, aparecerá en la costa, donde amigos y desconocidos lo capturarán, y un poco más tarde llegará a Galicia, donde la persona a la que amas se aliará con él para hacer magia...

Y no me cansaré de decirlo: Gracias, por seguirme en estas locuras, y por llenar de belleza el mundo con vuestra mirada.

Os dejo un link a una de mis listas musicales preferidas y perfecta para momentos de inmersión... Underwater Moments