Álvaro Sanz

Blog old

Posts tagged torgal
A un metro de Basia Bulat...

Pocas veces he estado tan cerca de un músico. Tanto que podía acariciar sus palabras y dejar que me bailaran por dentro...

Llego al concierto de Basia Bulat en el Café Pop Torgal de Orense a la vez que la canadiense. Están descargando sus trastos de la furgo de producción. Saludo y alguien me da la guitarra de la cantante para que la baje al local. Ángela, mi compañera de viaje y concierto me presenta a Basia y charlamos unos minutos antes de la prueba. Su español es muy divertido y dulce. Después de un par de pinchos por estas viejas calles estoy de nuevo en el Torgal. No cabe nadie más. Aparece Basia e intuyo lo que está por venir. Con un ukelele y alejada de cualquier micrófono solo puede ser que vaya a tocarnos "Before I knew", una de mis canciones favoritas de los últimos años. Después de esta viene un "Run" que me emociona más de lo normal... y me encuentro a solo un metro de ella, casi puedo tocar su pelo y apartárselo de la cara mientras toca. Gran noche. No la olvidaré.

run, run, run keep running back to me

110213_basia bulat cafepoptorgal_057.jpg 110213_basia bulat cafepoptorgal_072-Editar.jpg 110213_basia bulat cafepoptorgal_018.jpg110213_basia bulat cafepoptorgal_019.jpg110213_basia bulat cafepoptorgal_027.jpg110213_basia bulat cafepoptorgal_064.jpg110213_basia bulat cafepoptorgal_041.jpg110213_basia bulat cafepoptorgal_046.jpg

Flotando con Peter Broderick

El concierto de Peter Broderick de hace casi dos años fue especial, muy especial, entre otras cosas porque era el primero al que asistía Nanook.

Hoy he repetido, pero sin nuestro pequeño. Y gracias a David, el dueño del Café Pop Torgal, donde se va a dar el concierto me encuentro de repente sentado en una mesa con riquísimos pinchos en el casco antiguo de Ourense. En la mesa no estoy solo solo. Además de él y su socio hermano, hay dos amigos suyos y una persona muy especial, Peter Broderick y su telonero Greg Haines. Durante un rato charlamos de música, de emociones, de la vida en el campo, de lo bien que se vive en Galicia... y le regalo una copia de "Nieve de Primavera". Cuesta imaginar que alguien que está tomando unos pimientos del padrón pueda hacernos volar dentro de media hora.De el concierto poco os puedo decir, la verdad. Con un músico como Peter lo que más deseas es tenerle cerca para notar su sudor, su expresión al doblar la sierra, su nerviosismo al moverse entre pedal de Loops, el violín, piano, voces... y el Torgal lo tiene todo para que el concierto sea mágico. Poder sentarte en el suelo a un metro del músico. La luz justa. El respeto absoluto de un público que sabe lo que está viendo y escuchando y no le pilla por sorpresa. El sonido correcto. Y un telonero de lujo que nos prepara emocionalmente para lo que está por llegar.Broderick ha hecho de las suyas. Ha metido su voz por el micro del violín, ha repetido el proceso tres veces, se ha sentado al piano y ha dejado notas flotando. Ha pillado el violín con una mano mientras con la otra agitaba unos cascabeles, ha salido del pequeño escenario y se ha tirado en el suelo en medio del local agitándose como un auténtico chamán... ¿un hombre solo puede hacer tantas cosas? un hombre no, un mago sí.