Álvaro Sanz

Blog old

Posts tagged sidonie
Sidonie en el Razz

Es la segunda vez que asisto a un concierto de Sidonie como fotógrafo y sigo pensando lo mismo, Jesús es una mina para el capturador de imágenes de directo.

Eso sí, a veces me pregunto si se podría mover más despacito porque disparando a las velocidades que disparamos los que hacemos fotos de conciertos es casi imposible congelarle. Voy a 1.8 el ISO al límite de de lo ético y el bajista me obliga a disparar a 250 para pillarle "en acción". Eso sí, para aprender, los Barceloneses son de lo mejor que me he encontrado en los escenarios. Siempre van acompañados de un espectáculo de luces potente, coherente, cambiante... y cada canción es una sorpresa que te hace replantearte balances de blancos, exposición, encuadres e incluso si no deberías saltar la valla y ponerte a bailar como un loco entre el público! ahí van...

[pe2-gallery class="alignleft" ] 110430_sidonie_tresc_048.jpg110430_sidonie_tresc_065.jpg110430_sidonie_tresc_069.jpg[/pe2-gallery]

[pe2-gallery class="alignleft" ] 110430_sidonie_tresc_002.jpg110430_sidonie_tresc_006.jpg110430_sidonie_tresc_008.jpg110430_sidonie_tresc_011.jpg110430_sidonie_tresc_037.jpg110430_sidonie_tresc_068.jpg110430_sidonie_tresc_053.jpg110430_sidonie_tresc_080.jpg110430_sidonie_tresc_077.jpg[/pe2-gallery]

Del concierto que dieron en Vigo el año pasado ya os hice una gran selección de imágenes, que tenéis aquí.

Sidonie en Vigo, crónica de un incendio multicromático

Son las 18.30 de la tarde y estoy en el Auditorio de la Universidad de Vigo. No, no he venido a hacer una charla, ni un workshop, ni nada que tenga que ver con lo académico, he venido a ver a Sidonie. ¡Sí, que pasa!

Creo que debe hacer años que no asisto a un concierto de pop-rock como público por el simple placer de escuchar a un grupo. Sidonieno me ha fallado. Verles tocar es como si asistieras a su primer concierto en el Instituto. Puedes observar esa complicidad de unos buenos amigos que llevan miles de horas de rodaje; unas ganas terribles de darlo todo y sobre todo unas tablas, que os gusten o no, son indiscutibles. Os ahorraré la crónica musical, no es mi fuerte. Pero compartiré más imágenes que nunca. Hoy he seleccionado más de 50 instantes del concierto. Casi nada.

Os diré que las fotografías están firmadas por mí, porque soy el propietario de la cámara y el que encuadraba-disparaba, pero la mitad del mérito, como mínimo es para el técnico de luces que vistió el frío espacio de hormigón en un recinto psicodélico en que cada canción era un nuevo viaje.

Todas las imágenes son de Alvaro Sanz, queda totalmente prohibido su uso sin respetar la "marca de agua" y citar la fuente. Ninguna de estas fotografías ha pasado por el Photoshop.