Álvaro Sanz

Blog old

Posts tagged pensamientos
Susan Sontag y mi verano del 82…

Estoy revisando el libro "Sobre la Fotografía" de Susan Sontag. Lo sé, hay lecturas menos densas para el verano, pero me encanta leerlo cada 2 o 3 años. Cada vez que me enfrento a él aprendo algo nuevo.

Parece decididamente anormal viajar por placer sin llevar una cámara. Las fotografías son la prueba irrecusable de que se hizo la excursión. (Susan Sontag en "Sobre la fotografía", 1973)

82-primas-valladolid.jpg

Las palabras de la escritora cobran sentido cuando veo esta imagen del año 82. Era el año del Mundial en España y no recuerdo casi nada de él. Yo tenía solo 5 años, y esta foto siempre ha sido el testimonio de que fui a algún lugar con mis padres y mis tíos Ángel y Adela de Valladolid. No sé porqué no está mi hermana aquí, pero ella tenía 14 años, así que seguramente estaría de colonias con la escuela o habría ido a estudiar inglés. Esta foto es importante porque solo tengo una de la serie. Ahora tendríamos 800 fotos de un viaje como este, las subiríamos a internet, la gente nos pondría estrellas, nos comentaria cosas del encuadre, nos diría que la disposición de los personajes es demasiado central, que si la regla de los tercios... pero qué importa! esta foto es importante para mi, y me recuerda que tengo un pasado, que soy. Me recuerda también que a pesar de haber "reencontrado" a mis primas gracias a las nuevas tecnologías y las redes sociales, tenemos un pasado común, experiencias conjuntas, esta fotografía...Y la miro y me hace gracia, porque mi padre no debía imaginar al hacerla que de unos orígenes alrededor del mundo de las carnicerías íbamos a salir todos profesionales de la imagen. Mi prima Isa fotógrafa; mi hermano SEO, mi primar Alicia actriz y yo realizador y fotógrafo. Además, conservo la cámara rusa con la que mi padre nos hizo esta foto. Podré cambiar y vender mis modernas cámaras digitales, pero la "Zenit" siempre vendrá conmigo porque forma parte de mi vida y mis recuerdos.

A ritmo de"Lo-li"

Siempre me he sentido apasionado por el mundo de las etiquetas musicales. Soy fan del absurdo en la Rockdelux por poner cosas como "Rock Macabro", "Pop Sombrío" o "Expresionismo Noise", pero lo de esta noche me ha tocado el alma...

Estoy en la cafetería de La Casa del libro, tomando un café y una albaceteña (pasta con miel) esperando que lleguen las 20.30 y salir hacia el Auditorio Caixanova para asistir al esperado concierto de Bill Callahan que organiza SinSal. Mientras leo el periódico veo un anuncio del evento y lo reviso por simple curiosidad. Resulta que el periodista especializado en músicas contemporáneas ha decidido etiquetar al señor Smog como el pionero del estilo "lo-li". Se me ha atragantado la albaceteña. Por favor, señora, deme un golpe en la espalda que voy a morir. "lo-li"!!! Por mi cabeza pasa a toda velocidad al sr. Callahan haciendo una versión de "por la raja de tu falda..." y de "dame veneno que quiero morir, dame veneeeeeeno" con esa voz que le caracteriza. Entiendo, por suerte, que hablamos del "lo-fi", y entiendo, que la F no está junto a la L en el teclado, por lo que el periodista, una vez más, ha buscado en la wikipedia o no tiene ni idea.

100220_bill callahan_001.jpg

Fotógrafos anónimos que dejan de serlo

Muchas veces pienso en la gente que retrato, ellos se olvidan de mi para siempre, pero quedan en mis recuerdos y pasan a ser de mi familia...

Aquel niño de Madagascar que una mañana me sonrió en Andavadoaka forma parte de mi vida, de mis recuerdos, de mis sueños... es el símbolo de un viaje, de un cambio, de un aprendizaje. Él no lo sabe, ni nunca lo sabrá. Santi Iglesias, un fotógrafo de Lleida, anónimo para mí, me ha hecho sentir por un momento al otro lado. Yo no le he cambiado la vida, pero a mí me ha hecho pensar que a veces hay gente generosa... un día, sin que yo me diera cuenta, me hizo una fotografía mientras yo hacía la mía durante una noche de conciertos. Un año después me la regaló, pero no a través de un frío mail, no: en un sobre, con una cuidada copia en 18x24... un acto absoluto de generosidad. No recuerdo la noche que me hizo la foto, pero recuerdo perfectamente el día y el lugar en que me regaló esta copia. Hoy la he escaneado para compartirla con vosotros. Gràcies Santi, ara sé que és important compartir aquests moments amb els èssers fotografiats.foto de santi iglesias

Foto: Santi Iglesias
¿quién soy?

Dicen que de todas las crisis, si uno sabe aprovecharlas, surgen cambios positivos. Tuve suerte.

Pues resulta que hace tres añitos pasé una pequeña crisis existencial. ¿qué hacía yo en este mundo? ¿cuál era mi misión? ¿para qué servía el audiovisual? ¿quién era yo? Uno, si está solo, puede acabar chalado, pero por suerte, los buenos amigos siempre te ayudan a recordar quién ere. De entre todas las personas que me ayudaron a superar mi "crisis de los 30" mi amigo Pepo, del que ya os he hablado, un día, vino a mi casa y me dejó una nota en un papel, para que no me olvidara de quién era, y gracias a él, sigo siendo yo, y no otro... o eso creo!eres-alvaro-sanz.jpg

El tiempo y el 'yo'

"el tiempo es una condición vinculada a la existencia de nuestro 'yo'" (andrei tarkovski)

¿Qué és el tiempo? anoche, leía la página 77 de "Esculpir en el tiempo" e intentaba comprender las densas reflexiones que el director de cine ruso hace sobre el tiempo. Sigue... "el tiempo es imprescindible para el hombre, para constituirse como tal, para realizarse como individuo". Hoy me he despertado y he llevado al pequeño Nanook al comedor, junto a la chimenea recién encendida, mientras mi café humeaba y mis tostadas con mantequilla casera de kiwi esperaban el primer bocado. El pequeño y yo nos hemos mirado y nos hemos reído, como cada mañana. Solo tiene cuatro meses, recién cumplidos y ya me parece que llevamos juntos toda la vida. Pero cuando sea mayor, Nanook no se acordará de nada de lo que estamos viviendo ahora, y me he sentido un poco triste. No recordará nuestras risas cómplices; no recordará el olor a leña húmeda ardiendo mientras fuera hace un frío de mil demonios; no recordará la textura de mi chaqueta cuando le abrazo... Ahora el pequeño vive en un mundo irreal, de absoluta felicidad, porque el tiempo, su tiempo no existe, no pasa, ni se congela, no se detiene, ni avanza... Nanook es feliz, y yo mientras le observo. El café está frío, pero no me importa. Le quiero.

100107_xmas_194.jpg

Esculpiendo en el tiempo

Hoy, es el día de mi cumpleaños, y de entre todos los regalos recibidos os contaré que uno de los que más me ha sorprendido ha sido un libro, "Esculpir en el tiempo", de mi director de cine favorito, Andrei Tarkovski. El libro lo acabo de empezar, así que no os puedo contar más que son reflexiones del genio ruso, escritas durante varios años. Al principio de todo comenta algunas cartas recibidas por los espectadores de sus películas, y una de ellas me ha encantado, tanto que la he leído tres veces.

"Muchas gracias por su El Espejo. Así, exactamente así, fue mi niñez... Pero ¿cómo se ha enterado usted? Un viento idéntico hubo entonces, y una tormenta similar... "Galka, echa al gato" -me grita la abuela... Oscuridad en la habitación... Y también se apagó la lámpara de petróleo, y el alma estaba invadida por la espera de la madre... ¡Qué bien se muestra en su película el despertar de la conciencia del niño! Dios mío, ¡qué verdadero es todo eso!... Realmente no conocemos el rostro de nuestra madre. ¡Y qué sencillo, qué natural! Sabe, cuando en aquella sala oscura miré aquel pedazo de pantalla iluminado por su talento, por primera vez en la vida sentí que no estaba sola"

100107_xmas_194.jpg

Soy fan de Laura Dekker

(Antes de nada, si no sabéis de que va el tema, buscad en los periódicos de estas semanas) Vamos a partir de dos hipótesis antes de que nadie se me eche al cuello. La hipótesis primera y podríamos decir "negativa" sería la que dice que el padre de la niña es un capullo oportunista que quiere aprovecharse de su hija para forrarse. Si este fuera el caso, pasaríamos página y ni siquiera me habría molestado en crear un post.Mi hipótesis, digamos, la romántica, es la de que una joven adolescente de 13 años, que tiene agua de mar corriendo por sus venas y que ha pasado más tiempo de su vida navegando que montando en bicicleta desea dar la vuelta al mundo en velero. Literalmente, la niña nació en un barco. Resulta que las cortes de su país, Holanda, un país que yo creía tan abierto como para tener prostitutas en escaparates como si fueran las rebajas de febrero, casi le quita la custodia al padre por permitir que la niña hiciese una locura: cumplir su sueño.Yo que estoy constantemente preocupado por los jóvenes de hoy en día, encerrados en sus habitaciones mirando el facebook, chats, o jugando a la Play, de repente doy con una joven con las ideas claras, con objetivos, con sueños que cumplir, sobre todo con sueños, y llegan unos señores con toga y deciden que es demasiado joven para cumplirlos, y literalmente dicen: "el viaje podría dañar su salud y su desarrollo mental". ¿Como? Me estáis diciendo que las leyes de vuestro país son tan happies que la chavala puede entrar en un coffe shop como yo entro en una fleca, meterse una seta alucinógena como yo me enchufo unos churros con chocolate, y ¿no la dejáis viajar porque le puede dañar la salud? Ah, claro, será que mirar la televisión 10 horas al día no hace daño; o que practicar deporte de riesgo con el mando de la wii en la mano no frena el desarrollo mental y físico...¿Qué es la libertad? Si esa niña pertenece al mar! Ahora, la pobre tiene una depre de caballo, está encerrada en su casa, va a empezar a beber alcohol, se va a pasar 15 horas mirando la tv, va a sustituir los  Corn Flakes por la marihuana para desayunar, va a dejar de estudiar y al carajo con sus sueños. A nadie le importará que Laura quisiese recorrer el mar, quisiese ser valiente como Juana Maria de los Dolores de León, Mary Livingstone, como su compatriota Alexine Tinne o como Naomi James, el problema es que Laura fue demasiado madura y tan solo tenía 14 años.Esta noticia, me ha hecho recordar que un día yo también fui marinerito, a bordo del "Triana", pero a diferencia de Laura, a los 14 años, yo empecé a decir a mi padre que no quería acompañarle en sus singladuras. Eran tiempos de ir con la Vespino, pasear con chicas, pasar horas en la Plaza del Cano comiendo pipas, aunque si hubiera decidido ir a dar la vuelta al mundo tampoco creo que hubiese pasado nada malo.

 
Curso acabado…

Hoy doy por cerrado este curso 2008-2009, un curso largo, en el sentido cronológico y en el sentido espacial... he tenido que recorrer unos 35.000km en total para estar todas las semanas en Catalunya haciendo mi trabajo docente en varias universidades.En este, mi noveno año académico he experimentado cambios, muchos cambios, y no solamente porque vaya a ser padre y viva definitivamente en Galicia, sobre todo he notado cambios porque he sentido que me hago mayor, que mis alumnos ya no han nacido en los 70 como yo, o en los 80... algunos de los chicos nacieron el verano que yo me fui a Irlanda a pasar un mes entero a aprender inglés; el verano en que me pasé largas horas en el chiringuito de mi hermano comiendo helados de chocolate; el verano Olímpico; el de la Expo...A mis alumnos ya no les puedo hablar de los videoclips de REM, o de la cabecera del “Un, dos, tres” como una cosa normal, como el imaginario que forme parte de sus vidas, porque a ellos el “Losing my religion” les suena a “all time greatest hit” y la calabaza de Chicho Ibáñez está más cerca del NODO que de House o Lost. Ups! El tren llega al aeropuerto. Voy corriendo a pillar mi último vuelo... esto eran divagaciones.

¿de dónde soy?

"I read the news today, oh boy, about a lucky man who made the grade..."

Bajo del avión, el enésimo avión de este mes y deseo llegar a cualquier cafetería de plástico para tomarme un café de 3 euros y un donuts de 2,05. Me quedan 2 horas por delante hasta que salga el vuelo a Mallorca y acabo de llegar de Galicia. Necesito sentarme, reconciliar mi culo en un asiento y sentir durante 2 horitas que soy de algún lugar, aunque sea Barcelona. Mi felicidad se choca de morros con unas colas interminables en todos los mostradores, hoy empieza el puente del día del trabajo y la gente pasea tablas de surf, pamelas, corbatas y guitarras por el aeropuerto. Destinos como Praga, Dubrovnik u Oporto son los favoritos a las 9 de la mañana. La cola del Pan’s está a tope, y sus mesitas también, así que simpáticamente pido a dos jóvenes argentinas si me puedo sentar en su mesa, prometo estar en silencio y no meterme en conversaciones ajenas. Me encanta hacerlo!

“boluda, pero tú eres de donde vienes, no donde estás...” “sí, pero no sabes lo que es andar por la ciudad y no saber si quieres volver a tu casa o no, allí tenía que manejar durante horas para ir al centro”

Una tortura para el día de hoy! busco aislamiento en el Ipod... Música, Artistas, The Beatles, Sgt. Pepper, A Day in a life... “I Heard the news today oh boy..." (mientras escribo esto se acaba de sentar un señor turco en mi mesa, recién abandonada por las jóvenes argentinas. Toma café mientras lo mira y remira. No es café turco, claro, es del Pan’s y cuesta 3 euros señor) La conversación de telenovela se queda en mi cabeza mientras John y Paul dicen que el ejército inglés ha ganado la batalla. Mientras, intento reconstruir lo que he hecho este mes y me mareo antes del subidón orquestal final: Vigo-Barcelona-Vigo-Barcelona-Vigo-Lugo-Vigo-Cáceres-Sevilla-Ceuta-Fez-Argelia-Marrakech-Ceuta-Conil de la Frontera-Cáceres-Madrid-Barcelona-Madrid-La Palma (Canarias)-Madrid-Barcelona-Tarragona-Barcelona-Madrid-Galicia-Barcelona... y ahora Mallorca... “A day in a life”....