Álvaro Sanz

Blog old

Posts tagged parque natural
Cielo de estrellas en el Monte Aloia

Hoy el día ha arrancado gris y frío, pero poco a poco la tarde ha ido pintándose de azul y he encendido la nueva chimenea por primera vez. Al caer la noche, la he dejado prendiendo troncos de manzano mientras subía por el Monte Aloia, haciendo zig zags por sus múltiples curvas, buscando el punto más alto en el que casi pudiera tocar las estrellas. Y casi lo consigo. No todos los días permanecen grises hasta su fin, y a veces, nos vamos a la cama con un beso de amor como el que yo he recibido de Nanook al decirle adiós por unos días. [pe2-gallery class="alignleft" ] 120116_aloia_nocturno_003.jpg[/pe2-gallery]

Acababa de amanecer un día gris y frío, enormemente gris y frío, cuando el hombre abandonó la ruta principal del Yukón y subió la loma por donde un sendero apenas visible y escasamente transitado conducía hacia el este entre bosques de gruesos abetos. La ladera era muy pronunciada, y al llegar a la cumbre el hombre se detuvo a cobrar aliento, disculpándose ante sí mismo el descanso con el pretexto de mirar el reloj. Eran las nueve en punto. Aunque no había en el cielo una sola nube, no se veía el sol ni se vislumbraba siquiera un destello. Era un día despejado y, sin embargo, cubría la superficie de las cosas una especie de manto intangible, una melancolía sutil que oscurecía el ambiente y se debía a la ausencia de sol. El hecho no le preocupó. Estaba hecho a la ausencia de sol.

Fragmento de "El fuego de la hoguera" de Jack London.

[pe2-gallery class="alignleft" ] 120116_aloia_nocturno_005.jpg120116_aloia_nocturno_007.jpg[/pe2-gallery]

Els Encantats

Caminar de vuelta a la cabaña de madera, con el estómago lleno, y con Els Encantats a la derecha del camino. Conocer la leyenda porque una generosa compañera de camino nos ha la contado. Saber que es domingo, y la historia cuenta que los cazadores, ansiosos por dar caza al rebeco olvidaron asistir a la misa y se les convirtió en montañas. Desear quitarse las botas y poner los pies al fuego de la chimenea. Saber que el camino de vuelta va a estar lleno de risas, como el de subida. Entender que la vida es tan bella como uno quiera hacer que sea. Comprender que tengo la suerte de estar rodeado de gente maravillosa. Sentirme pequeño en este mundo gigante y lleno de belleza. 111030_curs alt pirineu_sant maurici_085.jpg

Empieza el Curso de Fotografía en el Alt Pirineu i Sant Maurici

Durante este primer año de cursos de fotografía en la naturaleza he ido aprendiendo, mejorando, cambiando metodología... y nunca había tenido un grupo tan grande como este, casi 40 inscritos.

Me planteé cerrar las inscripciones en 20 personas, pero la verdad, me costó una barbaridad decir que no a la gente, que ilusionada, casi a diario, me preguntaban por el curso. Así que aquí estamos, 32 personas (ha habido unos cuantos que se han puesto enfermos a última hora), en la Guingueta d'Àneu, el el Nou Camping, un lugar acogedor, con bungalows de madera, cada uno con su cocinita, su wc, ducha, chimenea... y un entorno de naturaleza inigualable.

Del grupo, bastantes han venido anteriormente a alguno de mis eventos, algunos a dos, y para un puñado, este es su cuarto curso. Llega la hora de las presentaciones, alrededor de la barbacoa, mientras se preparan unas butifarras amb mongetes de bienvenida. Uno a uno vamos diciendo de donde venimos, nuestro nivel de foto, porqué estamos aquí... y yo doy algunas explicaciones básicas de introducción. Este año es el Año Internacional de los Bosques, y ha pasado casi desapercibido. Vamos a poner nuestro grano de arena al proyecto haciendo un tributo fotográfico a los bosques. Estamos en el sitio correcto, en el momento preciso, con la compañía perfecta. ¿Necesitamos algo más? Que empiece el curso!

[pe2-gallery class="alignleft" ] 111029_curs alt pirineu_cabanes_006.jpg111029_curs alt pirineu_cabanes_003.jpg111029_curs alt pirineu_cabanes_010.jpg111029_curs alt pirineu_cabanes_018.jpg[/pe2-gallery]