Álvaro Sanz

Blog old

Posts tagged montaña
Sadness & Friends

SOMOS ESTRELLAS ARDIENDO EN LA NOCHE, NI SIQUIERA LOS ASTRÓNOMOS SABÍAN DARNOS NOMBRE. CUANDO LAS FELCHAS LLEGUEN AL BOSQUE, TÚ Y YO SEREMOS EL VIENTO QUE SOPLE. (CARLOS SADNESS EN MONTE PERDIDO)

Hace unas semanas, viajé a Monte Perdido con Carlos Sadness y algunos amigos en busca de la inspiración de las montañas.

Desde que conozco al músico, cuando fue alumno mío en la universidad, cada vez más hemos ido viendo como desde nuestras respectivas carreras, yo con la foto y el audiovisual y él con las palabras, la música y los dibujos nos íbamos acercando a una forma similar de ver el mundo. La naturaleza, las grandes montañas, el sol y la sombra de un árbol, los animales salvajes como los zorros, los osos o los lobos forman parte de nuestro imaginario y de nuestros sueños y fuente de inspiración. Tenía ganas de este viaje, desde hacía meses, y él también... así que invitamos a Raúl, a Mónica y a Sergio Caffeina a que se unieran al Road Trip. Esto son solo algunos de los momentos que vivimos... un pequeño adelanto en forma de foto, hay más, muchas, y un vídeo que verá la luz en unas semanas, con lo que surgió de camino hacia el Monte Perdido. Si queréis conocerle más y ver su trabajo podéis seguirle en su Instagram.

131111_Sadness&Friends_SanFelices_061
131111_Sadness&Friends_SanFelices_061
131112_Sadness&Friends_Francia_024
131112_Sadness&Friends_Francia_024
131111_Sadness&Friends_SanFelices_Fuji_066
131111_Sadness&Friends_SanFelices_Fuji_066
131111_Sadness&Friends_SanFelices_Fuji_012
131111_Sadness&Friends_SanFelices_Fuji_012
131111_Sadness&Friends_SanFelices_047
131111_Sadness&Friends_SanFelices_047
131111_Sadness&Friends_SanFelices_017
131111_Sadness&Friends_SanFelices_017
Entre bosques me encuentro

De todos los lugares del mundo y de todas aquellas maravillas que nos ofrece la madre naturaleza, donde me siento más identificado y más en paz es en el bosque. Y allí, en los bosques, me dejo caer y me pierdo siempre que puedo. Si algún día me buscáis y no sabéis donde estoy, entrad en uno de ellos y gritad mi nombre. Os contestaré, seguramente, con un aullido de lobo.

Estrellas en la noche de Todos los Santos

La noche de todos los santos, mientras algunos comían castañas yo tomaba mi última imagen del Curso de Fotografía de Siurana...

Con el obturador abierto durante media hora dejaba que el cielo girara ante mi mientras la estrella polar observaba inmóvil y atenta la belleza del entorno y me recordaba la suerte que tengo y lo feliz que puedo llegar a ser viendo a gente tan positiva entregando tanto amor a mi familia y sobre todo a mi pequeño Nanook.Gracias a todos y cada uno de vosotros, de verdad, porque me habéis hecho sentir vuestra pasión en cada poro de mi cuerpo y habéis seguido mi frenético ritmo con la misma ilusión que yo he vivido estos días. Os dedico este cielo estrellado...

101101_curso siurana_estrellas_001-Editar.jpg

Como elfos en Bellmunt

Durante dos días y dos noches he vivido como los elfos de un bosque en Bellmunt, cerca de Sant Pere de Torelló.

He pasado una semana en Barcelona ciudad porque tenía que impartir clases en varios talleres, workshops y postgrados de tres universidades catalanas. En cuanto he tenido la oportunidad y un hueco de 3 días en mi calendario docente de este mes de marzo he salido con la casa a cuestas hacia Bellmunt, muy cerca de Sant Pere de Torelló. He aparcado justo a los pies del santuario y la cruz inmensa que presiden este monte de más de 1200 mts de altura y desde el que se puede ver toda la plana de Vic. Por la mañana la niebla es tan intensa que no te permite ver más de tres árboles seguidos, pero la sensación es tan mágica que caminas y caminas hasta que la manta espesa se va disolviendo y poco a poco el bosque te va presentando toda su belleza. La banda sonora que acompaña a todo este espectáculo está compuesta de pájaros pequeños y de campanillas de vacas que pastan ahí abajo. El cromatismo se reduce a tonalidades cálidas, aquí no hay lugar para los fríos.
Es así como durante dos días y dos noches he sido un elfo de un bosque encantado, residiendo en mi pequeña cabaña con vistas al mar de niebla que lo inunda todo.
La gran montaña blanca...

Paseando por las cercanías del Mont-Blanc, he sentido el aire puro de la montaña y me he preparado para mi nuevo viaje...

Después de disfrutar con la arquitectura de Le Corbusier en Ronchamp, viajo hasta Chamonix para convertirla en mi hogar para los próximos cinco días. Esta ciudad francesa es un clásico entre los montañeros de todas las épocas, desde aquí salieron cientos de expediciones, pera la más famosa fue la que consiguió coronar la gran montaña europea, en 1786. Yo, a pesar de tener mejor equipo que los históricos Paccard y Balmat, no llego tan cerca de la cima y me limito a subir a todos los teleféricos, ascensores, y teletransportadores posibles para obtener el máximo de imágenes. Después de varios días con jornadas de hasta 8 horas de caminatas y pedaleadas me siento más cerca del cielo que nunca, más renovado físicamente que nunca, y más preparado que nunca para ser padre... faltan pocos días!

[pe2-gallery class="alignleft" ] 090820 miradas09_francia_03_chamonix_planpraz-2.jpg090820 miradas09_francia_03_chamonix_planpraz-15.jpg090821 miradas09_francia_02_chamonix_lacbleu-9.jpg090821 miradas09_francia_02_chamonix_lacbleu-6.jpg[/pe2-gallery]