Álvaro Sanz

Blog old

Posts tagged luxemburgo
La magia de la fotografía

Sucede a veces. El lugar es bello. Me pongo nervioso. Lo quiero fotografiar todo y rápidamente. Siento que la imagen pude resultar más o menos buena. Hago una, dos, tres fotos... cuatro, cinco...

...cada imagen es mejor que la anterior porque entiendes cosas, comprendes el funcionamiento de la naturaleza, corriges un exposímetro que no sabías si abrir o cerrar... y crees llegar a casa con decenas de tomas increíbles, pero resulta que todas son la misma, vista de diferentes formas, encuadrada de diversas maneras, pero al fin y al cabo la misma imagen. Y solo sirve una, para contar "el bosque con nieve". Solo sirve una maldita imagen. Y tienes que escogerla. Pero hoy me salto las normas, mis propias normas, y comparto varias imágenes redundantes de un bosque que me ha hecho sentir, una vez más, la magia de la fotografía.
[pe2-gallery class="alignleft" ] 110102_luxemburgo_fonds-de-gras_065.jpg110102_luxemburgo_fonds-de-gras_076.jpg110102_luxemburgo_fonds-de-gras_079-Editar.jpg110102_luxemburgo_fonds-de-gras_054.jpg[/pe2-gallery]
Helada...

Una hoja helada parece resistir ante la recién llegada del invierno.

Sus compañeras ya han caído, han muerto y se han vuelto a fundir con la tierra, pero ella sigue ahí, sujeta al árbol por unos azarosos milímetros que pronto desaparecerán. Siempre  sucede.

[pe2-gallery class="alignleft" ] 110102_luxemburgo_fonds-de-gras_016.jpg110102_luxemburgo_fonds-de-gras_024.jpg[/pe2-gallery]

El señor de la chimenea

Al entrar en el restaurante no he podido más que quedarme sorprendido por el personaje en la barra.

Mirando por la ventana, fumando un cigarrillo, con el gorro todavía en la cabeza... pero antes de que me vinieran a preguntar qué quería comer he observado que su trabajo, su único trabajo era el de alimentar la chimenea que permitía que todos los que comíamos en esta cabaña de más de un siglo, con las paredes y el suelo de madera, no muriéramos congelados por el frío que hace ahí fuera. Me gusta la gente que hace trabajos bonitos.
110102_luxemburgo_fonds-de-gras_086.jpg
Fond-de-Gras

Hoy ha salido el sol, un sol brillante que se multiplicaba hasta el infinito al golpear la nieve.

Hemos ido a pasear a Fond-de-Gras, un pequeño bosque tranquilo cerca de Esch, al sur de Luxemburgo. Por el camino decenas de flores, de hojas, de ramas heladas dejaban pasar la luz con una fuerza cegadora. Me he sentido atrapado por tanta belleza y no he podido parar de hacer fotografías. Mis amigos me han despertado del sueño recordándome que la pequeña cabaña centenaria donde sirven comidas cerraba en unos minutos... [pe2-gallery class="alignleft" ] 110102_luxemburgo_fonds-de-gras_006.jpg110102_luxemburgo_fonds-de-gras_009.jpg110102_luxemburgo_fonds-de-gras_090.jpg[/pe2-gallery]

Luxemburgo de blanco

Estoy en Luxemburgo pasando unos días de descanso. Ha nevado mucho, dicen que hacía cuarenta años que no lo hacía así.

Es gracioso, hace dos años vine en verano e hizo un calor infernal, dijeron que hacía cincuenta años que no hacía un verano como ese. De una visita a otra hay más de cuarenta grados de diferencia. Con unos gorritos, guantes, chaquetas y los tres bebés colgados, nos vamos de paseo por los alrededores de este pequeño pueblo en el que estamos. Los bosques están pintados de blanco y los campos irreconocibles. Un caballo se ha intentado camuflar en el fondo nevado pero le he visto desde lejos. Me he acercado, y una vez conseguida la confianza suficiente le he mostrado la cámara para que aprobara mi acción. A los caballos les encantan las fotografías. Y a mi me encanta fotografiarles.
101231_luxemburgo_109-Editar.jpg
Navidades blancas en países pequeños

Estoy en Bélgica y Luxemburgo, pasando unas frías y blancas navidades. Durante estos días no voy a actualizar demasiado el blog ni voy a utilizar facebook. Al volver a casa ya tendré tiempo de ponerme al día... por ahora os dejo con una foto que tomé anoche en la última estación belga antes de entrar en Luxemburgo. Feliz Navidad, Feliz Año y Feliz Feliz.... 101229_travel luxembourg_022.jpg

Mirades de Cargol: Luxemburg, Fragile

Sigo con el cuarto capítulo de mi serie de piezas documentales de viajes, esta vez rodada en el pequeño Luxemburgo.

Este capítulo de Mirades de Cargol nos lleva a Luxemburgo. Este pequeño país nos regala una pieza de contrastes, entre las grandes industrias del metal y sus bosques del Müllerthall. El frío y duro acero recortado sobre el cielo nos provoca sensaciones contradictorias: el caos mecánico frente al verde pacificador, lo artificioso frente a lo natural, el demoledor desarrollo industrial de nuestras sociedades frente a la fragilidad de otra vida más naturista, quizás en vías de extinción.En este capítulo han participado Raquel Galavís, Alvaro Sanz, Javier Díez-Ena, Adela Batiste, David Vidal y Miquel Curanta.

Una vez más, aquí tenéis el texto en castellano...

Estoy tranquila; respirando; saboreando el néctar verde que me recorre entera. Rayos desviados me envuelven de tanto en tanto...sigo respirando. He nacido del fuego, del caos, de la nada y vivo eterna en cada rincón de verde, de musgo, de helecho. Llevo siglos respirando el aire de la historia, soy el pulmón del universo, la savia de la vida. Escucho el ronroneo de la tierra girando sobre si misma, el aleteo de la mariposa coqueta, el graznido del cuervo. Bebo de la lluvia dulce, de la tierra húmeda, del rocío tímido. Hablo con el reno, con el ciervo...hablo con el hombre y a veces le entiendo. Estoy tranquila en mi plácido sueño...
Un grito me despierta, un rayo, una lanza, una grieta! Sangre de mi alma brota entre mis hojas ! Jirones de mis entrañas esparcidos por el suelo. Mi verde se diluye en ocre y veo al hombre. Le hablo, pero no me entiende, no me escucha...le suplico, le ruego, le explico inútilmente...no hay acuerdo...
En duelo forzoso me retiro del acoso, pero permanezco expectante, latiente, acechante...
En mi lugar se hospeda ahora una máquina de acero. Caos mecánico ensordece mis tímpanos de seda, rasgando mis membranas en llanto de recién nacido. Chimeneas de fuego escupen veneno al cielo, que llora en grises mi ausencia, mi destierro. Se recorta el perfil de esta demoledora contra un blanco estéril... pero yo sigo latiendo a la espera, anhelando la revancha en esta guerra de desconcierto.
Pasan días, meses, años...siglos de humo, de hierro, de artificios caducos, de hombres sin sueños.....
Por fin llega el momento! El olvido me abre una puerta de reconquista de esta mi casa expropiada. Dudo a ratos, titubeo nerviosa, entro y salgo de nuevo con miedo. Encuentro mi morada cambiada, no encuentro mi suelo! Pero poco a poco gano confianza, me crezco, me refuerzo en mi alma y recupero mi predio. Mi techo azul vuelve a brillar eterno. Generoso transfunde sus lágrimas dulces a mi corazón enfermo. Empujo, crezco, salto y bailo abrazada a las piedras, en este salón de mi destierro. Y así lentamente, me recupero. Soy la frágil esperanza del mundo eterno.Soy la frágil reconquista de los niños del mañana. Soy frágil pero me siento fuerte. Soy frágil, si, pero soy tu único aliento.