Álvaro Sanz

Blog old

Posts tagged cáceres
Curso de foto Cáceres#03: Casco antiguo y Barruecos

Es de noche, estamos desayunando y se respira que algo llega al final...

Hoy volvemos a despertar pronto. Tenemos cita muy pronto en el Aljibe de la Casa de las Veletas en Cáceres. Desde la Dirección General de Patrimonio Cultural me han dado permiso para fotografiar con libertad en algunos lugares donde normalmente no se deja. Entramos al lugar en silencio, algo casi mágico atrapa el lugar. Sus paredes tienen la historia del agua que bebieron y usaron para la vida diaria los que habitaron esta ciudad hace siglos. A la salida nos espera Chuchi, hoy es un guía perfecto de la ciudad. Profesor de Historia y Geografía jubilado nos cuenta en unos minutos toda la trayectoria de la ciudad, cada secreto de los que la habitaron y el porqué de su morfología. Clase magistral en el tiempo justo. ¿Porqué no son así todos los profes?

Curso Foto Cáceres#02: Mongrafüe

Hoy hemos despertado un poco más tarde de lo normal, pero un pequeño agujero azul en el cielo nos da esperanzas...

Anoche hubo revisión de fotos, teoría, recital de poesía en la habitación adjunta y cata de orujo! Por eso nos ha costado algo más de lo normal despertar. A las 8 compartimos el desayuno y un poco más tarde salimos hacia Monfragüe con el estómago lleno de zumo, café, y bizcocho de plátano exquisito hecho por Patricia.Paseamos por el parque en silencio. Los ciervos están por todas partes y nos huelen. Son animales tan bonitos... y me encanta cuando se detienen, te miran a los ojos, y antes de que te des cuenta han desaparecido para siempre entre los árboles.Nos escondemos bajo los árboles cuando empieza a llover y decidimos improvisar una sesión de fotografía con flashes. Como a este curso no he traído modelo al profe le toca volar unas doscientas veces hasta que conseguimos la toma (aviso, no hay retoque). El cielo se abre...Después de un picapica y jugar con los reflectores vamos hacia el castillo. Allí intentamos cazar a los buitres que se nos acercan y jugamos con largas exposiciones entre piedras centenarias. Se acaba la tregua. La lluvia nos obliga a escondernos para comer. Charlamos y compartimos viajes. Warein ha descubierto los tubos de extensión de Patri y se pierde en los detalles mientras los demás recorremos Marruecos, Mozambique o Madagascar con los recuerdos.

Decidimos volver a casa y hacer un intensivo de procesado. Alguno ha descubierto estos días que el JPG es un juego de niños y quiere conocer todos los secretos que se esconden en un RAW. Eso, y la cena exquisita que preparamos entre todos convierten la noche en pura diversión y magia. "Madre mía! si bajo el lightness de los azules el cielo aparece!!!", "¿esta foto tiene 2 o 3 estrellas?...Esta foto tiene las estrellas que tu quieras... pero el grupo, como en el Palmfest, en Siurana... tiene 5 estrellas!

Curso Foto Cáceres#01: Piornal y el Jerte

Acaba de empezar este nuevo Curso de Foto en Cáceres y Monfragüe. Gente desconocida, con sangre del sur, grupo reducido... promete!

Hoy hemos madrugado. A pesar de saber que el sol no iba a salir hemos decidido salir prontito hacia el Jerte para aprovechar las cortas jornadas de invierno. El periódico anuncia nevadas en Piornal, uno de los puntos más elevados de la zona, así que ponemos rumbo hacia allí. Los andaluces confiesan no haber tocado la nieve en muchos años!Paseamos por Piornal durante un buen rato, nos perdemos por bosques blancos, compramos unos de los mejores embutidos que he probado en la vida y probamos ruta hacia el Valle del Jerte. Allí, recorremos carreteras otoñales y pueblos de piedra, comemos unos bocatas que nos saben a gloria y empezamos a intuir que estos 3 días van a ser divertidos, muy divertidos...

Maquetas que no lo son

Recuerdo cuando era pequeño y jugábamos a construir ciudades vanguardistas con nuestro Tente. Ojalá pudiera volver atrás...

Sí, lo sé, los de las nuevas generaciones no tenéis ni idea de qué es el Tente, ni el Lego, ni los Clics porque no se han llevado al mundo del videojuego. Pues eran nuestra más absoluta fuente de imaginación y distracción en los 70 y 80. Yo pasé seguramente 5 o 6 años de mi vida sacando y metiendo las piezas de aquella caja de madera que había construido mi padre para que guardásemos todo perfectamente ordenado. Construía lo que quisiera, coches, montañas, aviones, barcos... y ciudades vanguardistas. Ni Frank Lloyd Wright ni el mismo Mies imaginaron jamás las ciudades que mi mente y mis manos crearon con tan solo 8 años de edad. Tampoco, estos genios del hormigón imaginaron que una pandilla de irresponsables y patéticos arquitectos y políticos iban a destrozar el entorno de un país de esta manera. Ojalá la foto que os muestro, que la tomé hace unos días en Cáceres, fuera lo que parece, una maqueta y se pudiera destruir de un golpe como destruía mis edificaciones de Tente cuando era pequeño. Pero no, quedarán ahí, generaciones y generaciones como símbolo de una crisis no solo económica, también existencial. Y una vez más, no habrá dinero suficiente para volver atrás.

100528_cáceres caballos_005-Edit.jpg

Desconectar de la desconexión. Cáceres, Sierra de Gata y Los Barruecos.

Puedo parecer masoquista, o un poco aburrido, pero cuando quiero desconectar de la vida en la aldea, cuidar el huerto, pasear con Nanook entre eucaliptos, y el cantar de los pájaros, solo puedo ir a un sitio similar. No sé si lo normal sería meterme en Londres o New York para tener la dosis de tráfico, luces de neón y olor a asfalto necesaria para sentirme un ser humano. No puedo.

He bajado unos días a Cáceres y la Sierra de Gata. El entorno es tan diferente a mi día a día que el entretenimiento visual está servido. Cáceres ciudad, además, ofrece una particularidad que me parece exclusiva ya a pocas ciudades de este país absurdo: no está rodeada de polígonos industriales, carrefoures, leroysmerlines y buffalosgrilles... y sin salir de la propia ciudad, aún puedes ver espectáculos como éste que os muestro en las fotografías con los caballos. En Los Barruecos Nanook sigue mostrando fascinación con cualquier planta que se mueva su alrededor. Puede estar horas observando una encina mientras comemos debajo de ella. Y las cigüeñas que planean sobre su cabeza se convierten en un divertimento inusual. Este lugar es tan extraño como la primera vez que vine. Cualquier amante del arte moderno y la naturaleza tiene que visitarlo alguna vez.

[pe2-gallery class="alignleft" ] 100528_cáceres caballos_004.jpg100528_cáceres caballos_005-Edit.jpg100528_cáceres caballos_006.jpg100529_barruecos_015.jpg100529_cáceres_001.jpg100529_chocoloateria ruiz_004.jpg[/pe2-gallery]