Álvaro Sanz

Blog old

Posts tagged autocaravana
De viaje con un payaso y un mago...

¿No es fantástico que te llamen un día por teléfono para hacerte una entrevista por la simple condición de ser viajero con la casa a cuestas?

¿Y no es mejor y más divertido todavía que compartas reportaje con el mago y el payaso más famosos de Catalunya?

Eso es lo que me pasó este agosto con el suplemento del Periòdico de Catalunya.

Os adjunto el fragmento en el que intervengo yo, a partir de "Llibertat total"... y la foto del faro en la punta de Roncudo, también es mía! Buen viaje...

[pe2-gallery class="alignleft" ] 111001_alvaro periodico_002.jpg111001_alvaro periodico_003.jpg[/pe2-gallery]

Dormir en paz…

Después de haber pasado unos días en Barcelona, durmiendo (o intentando dormir) con tapones en los oídos para evitar los gritos de la gente; las conversaciones ajenas por el teléfono; los pitos de los coches... uno aparece en este precioso lugar (Lac de Ganivet, Francia) y se pregunta si estamos todos locos...

100330_lac de ganivet_034.jpg

(podéis ver la autocaravana aparcada a la izquierda de la foto, camuflada entre árboles...)
Por el Valle del Lot y la Dordogne... en Francia

Por mucho que os cuente, por mucho que leáis, por muchas Lonely Planets en las que tiréis el dinero jamás sabréis de la belleza de esta cercana región de Francia si no la pisáis. Y sí, lo reconozco, he sido víctima del fanatismo kilométrico y en otras ocasiones he preferido irme lejos, muy lejos, sin ni siquiera haber visitado antes el vecino valle del Lot y la Dordoña.

[pe2-gallery class="alignleft" ] 090731 miradas09_francia_dordogne_01_stcirqlapopie-19.jpg090731 miradas09_francia_dordogne_01_stcirqlapopie-25.jpg090731 miradas09_francia_dordogne_01_stcirqlapopie-32.jpg090731 miradas09_francia_dordogne_01_stcirqlapopie-26.jpg090731 miradas09_francia_dordogne_01_stcirqlapopie-2.jpg[/pe2-gallery]

Aigüestortes

¿Cómo puede ser que no haya estado antes en este Parque Natural?

Si miro el mapa de Catalunya norte descubro que he estado aquí anteriormente esquiando en Boi-Taüll, o haciendo descenso en patines por la Vall Fosca, incluso haciendo esquí de fondo entre iglesias románicas, pero nunca había venido en verano para descubrir la gran cantidad de riachuelos, lagos y senderos que pueblan este paraje.

[pe2-gallery class="alignleft" ] 080811 aigüestortes-59.jpg080811 aigüestortes-136.jpg[/pe2-gallery]
Norte de España

La temporada de verano de conciertos empieza y la autocaravana viaja hacia Catalunya. Para que el viaje no sea tan duro pido a Coque y a Marc que me acompañen, y ya puestos, decidimos que el viaje Galicia-Catalunya dure 5 días.

Recojo a Marc tras un madrugón importante en el aeropuerto de Santiago. Son las 6 de la mañana. No hay ningún destino concreto. Seguramente sea el viaje menos organizado de los que he hecho, pero el viernes tengo que estar en la universidad a las 12. Es el último día de tutorías y mis alumnos no perdonan. Decidimos empezar por la playa de las catedrales, al norte de Galicia haciendo frontera con Asturias. Tenemos la suerte de llegar con marea baja y podemos pasear por la arena contemplando las formas caprichosas que la erosión ha dejado en las rocas. A partir de aquí, empezamos a llamar por teléfono a hermanas, cuñados y amigos para que nos recomienden sitios. En menos de una hora tenemos un plan inicial de ruta, así que nuestro siguiente destino son los Picos de Europa. 080602 02 cudillero-3.jpg

Parada obligatoria en Cudillero, un pequeño pueblo pescador que aún conserva su encanto y que “farda” de ser un lugar de cine. Seguimos hasta Cangas de Onís, la primera gran población antes de los Picos. Repostamos algo de comida, sobre todo carne de la zona, y nos adentramos en las montañas. Curvas, curvas y mas curvas entre el verde y el aire limpio. Improvisamos hacia Arenas de Cabrales y tomamos una pequeña carretera que lleva al Funicular que sube al Naranjo de Bulnes.Es pronto y salimos a pasear con Coque, después de encontrar un perfecto lugar para la pernocta, junto a unos ingleses. El paseo se alarga por culpa de unas cabras que se nos cruzan en el camino y amenazan con clavarnos sus cuernos. Salimos de allí disimulando, como si los pobres animales fueran una banda de delincuentes juveniles. A primera hora de la mañana subimos a Bulnes con el funicular y paseamos por el encantador pueblo que da nombre a esta montaña tan conocida entre los amantes de la roca.

080603 03 picos europa-144.jpg

Charlamos con otros caminantes y yo cruzo unos minutos con Eugenia, (así es como decido bautizarla porque no le pregunté el nombre) una señora que me cuenta que tan solo viven 4 personas en el pueblo. Me explica de que viven, como hacen para tener alimentos y lo duro que es el invierno. Pero es feliz allí, tiene una casa en Oviedo y no va hace años. Marc y yo decidimos bajar andando de nuevo hasta la auto, a pesar de tener billete de vuelta en el funicular.

080604 06 ochagavia-1.jpg

El paseo de algo más de una hora al lado del río nos regala conversaciones y unas galletas infantiles. Tielve y Sotres son los siguientes pueblos donde paseamos antes de dejar los Picos de Europa y dirigirnos hacia los valles vascos y navarros. Vera de Bidasoa, Elizondo, Ochagavía, Isaba y Roncal son el recorrido de hoy. Montañas llenas de curvas a velocidad lenta; paradas técnicas para fotografiar de vez en cuando; peregrinos que no pueden caminar más y a los que acompañamos hasta su siguiente destino... y al final... la autocaravana clavada en el barro! Gran momento. La que tenía que ser la tarde tranquila y relajada se convierte en 2 horas de trabajo de pico y pala para sacar los 4000 kilos de la hierba y el barro. Como siempre, probamos todas las técnicas existentes, pero acabamos subiendo las ruedas una a una con los gatos e introduciendo unas tapas de alcantarilla que encontramos. Esta noche dormimos planos.La mañana empieza accidentada. El esfuerzo de ayer pasa factura a la auto que marca una avería en el sistema de aceite y otro en la válvula del turbo. Zigzagueamos a velocidad lenta hasta el taller en Jaca y ponemos una solución temporal para poder llegar a nuestro destino.A pesar de la avería, el camino recto parece aburrido y nos desviamos hacia Riglos, pueblecito de Huesca al pie de una de las montañas clásicas de la escalada de principios del siglo pasado.

080605 02 riglos-17.jpg

No se me olvida aquel “Al Filo de lo Imposible” de mis 15 años, en el que se veía a Rabadá y Navarro entrenando en Riglos para la ascensión que les costaría la vida en el Eigger. Huele a final de viaje pero aún quedan unos cuantos kilometros, así que avanzamos una hora más, hasta llegar a un extraño lugar, uno de esos que con la luz del día no te dicen nada, pero al caer la noche cobran vida y nos regalan momentos como este de la primera foto...

Marruecos 2008: Gorges du Dades-Marrakech-Asilah-Ceuta

De nuevo la sensación de “final” se apodera de mí. Como nos pasa con las mejores películas, cuando nos encariñamos con los personajes o con los espacios y no deseamos que lleguen a su final.

Esta vez los protagonistas de la historia hemos sido 4 personas y seguramente jamás volvamos a encontrarnos, o si lo hacemos será de otra manera, porque este viaje nos ha cambiado.Volver ha sido rápido, en Marrakech hemos cerrado los ojos y hemos puesto rumbo a Ceuta a toda velocidad. No hemos querido ver la horrible costa pseudo-occidental, no hemos querido irnos con un mal recuerdo de este país que nos ha enseñado tantas caras y tanta autenticidad. Asilah, un pequeño pueblo costero ha sido nuestra única pausa para dar un paseo de descanso antes de despedirnos hasta la próxima vez.

[pe2-gallery class="alignleft" ] 080330_20_gorgesdades-22.jpg080402_asilah-2.jpg080401_aitbenhaddou-3.jpg[/pe2-gallery] [pe2-gallery class="alignleft" ] 080330_19_gorgestodra-6.jpg080330_20_gorgesdades-2.jpg080330_19_gorgestodra-16.jpg080330_20_gorgesdades-7.jpg080330_20_gorgesdades-12.jpg080330_20_gorgesdades-25.jpg080402_asilah-2.jpg080402_asilah-5.jpg080402_asilah-4.jpg080402_asilah-25.jpg080402_marrakech-12.jpg[/pe2-gallery]

Marruecos 2008: Merzouga y Erg Chebbi

La autocaravana ha llegado al desierto. Erg Chebbi, la “pequeña Erg” no es tan malvada como me habían advertido y nos ha dejado llegar hasta ella sin ningún problema. Ésta noche la pasamos en una haima cerca de Merzouga, el pueblo que está a pie de arena.

Por primera vez dormimos todos en colchón, aunque sea tirado en la arena del desierto. La mañana empieza temprano, sobre las 5 un pájaro ha empezado a cantar en mi oreja. Marc ha dado señales de vida y los dos hemos ido a pasear hacia la duna en busca de la experiencia de los rayos de sol en este entorno. No nos ha dado tiempo a lavarnos la cara y por pequeñas fracciones de segundo creo estar soñando. Unos camellos al fondo, el infinito de arena frente a mi, el pueblo de Merzouga a unos kilometros, la frontera con Argelia allí mismo... todo me dice que este viaje ha tenido un sentido una vez más. Vamos al pueblo a pasear y a hacer algunas compras, que hasta ahora no hemos caído en el mundo del souvenir. En poco más de una hora salimos de esa pequeña población con un montón de especies en bolsitas de plástico, dos chilabas, alguna alfombra y nuevos amigos.

[pe2-gallery class="alignleft" ] 080328_15_kasbahtoumbuctu-6.jpg080328_16_merzouga-13-2.jpg080328_16_merzouga-52.jpg080328_16_merzouga-23-2.jpg080328_17_merzougadunas-35.jpg[/pe2-gallery]