Álvaro Sanz

Blog old

Vigo Transforma

[pe2-gallery class="alignleft" ] 100709_vigotransforma_thexx_033-Editar.jpg100709_vigotransforma_jefftweddy_020.jpg100709_vigotransforma_devendrabanhart_005.jpg100709_vigotransforma_loveoflesbian_004.jpg100709_vigotransforma_loveoflesbian_033.jpg[/pe2-gallery]

Es sábado y asisto a una de las grandes jornadas musicales del Vigo Transforma en su primera edición. El cartel anuncia artistas y bandas como Devendra Banhart, Jeff Tweedy (Wilco), Love of Lesbian, Fanfarlo... y a solo diez minutos de casa. ¿Veis? en la aldea no se vive tan mal.

La primera sensación al entrar en el recinto del festival es la de algo bien organizado, que digo... perfectamente organizado y con todos los detalles cuidados. Solo tenéis que entrar en su web para ver que es así. Triángulo de Amor Bizarro calientan motores con más público del que uno pueda imaginar en una maratón de conciertos que empieza a las 7 de la tarde. Pero no os engañaré, yo estoy aquí por Devendra. El exfolkie aparece acompañado de demasiados músicos y eso me da mala espina... 1, 2, 3 canciones para darme cuenta de que efectivamente no es el concierto que imaginaba. Calma, magia, colores cálidos, humo... es lo que siento al pensar en Banhart y aquí solo puedo ver una banda de rock liderada por un tipo que no parece esforzarse demasiado para sacar su particular estilo a relucir.

El último golpe de batería da paso a los primeros acordes de Jeff Tweedy, el líder de Wilcoque viene acompañado de 6 guitarras en diferentes afinaciones y una armónica. El público reconoce todas las canciones con tan solo unos acordes, él responde con pequeñas sonrisas mientras el sol atlántico le golpea en la cara. Un gran concierto, de un gran hombre.

Es el momento de Love of Lesbian. Los miles de asistentes corean sus himnos mientras las luces en el escenario empiezan a coger color. Una tras otra, las canciones van haciendo subir el ritmo del festival. Los catalanes cierran el concierto tirándose literalmente uno a uno al público. Es muy tarde para mi, el pequeño Nanook no entiende de conciertos y a las 7 de la mañana va a pedir mis brazos y besos, y no quiero que me piten los oídos mientras me abraza. Buenas noches.