Álvaro Sanz

Blog old

Archipiel en el Heliogàbal

Hoy he podido escuchar, por fin, el nuevo proyecto musical de Ainara LeGardon... escuchar, y ver, porque si uno no ve, a veces no entiende las cosas que suceden...

Hace meses que Ainara LeGardon me habla de su proyecto con Álvaro Barriuso. Vía mail o telefónica, he ido recibiendo maquetas, ideas, la creación del nombre, los nuevos descubrimientos, las formas de conectar y de darse órdenes... pero hasta hoy no había podido ver este pequeño espectáculo audiovisual. Sí, audiovisual. Porque aunque durante el concierto no se proyectan películas, ni clips, ni texturas... si te pierdes la parte visual, sus miradas, sus manos moverse en el espacio, sus manos tocarse y decirse cosas secretas, no consigues entender porqué un poema de Kurt Schwitters suena de esa manera, o porqué los gemidos de un gato pueden ser tan bellos. Estoy hablando de Archipiel, amigos, un poco de Ainara, y un poco de Álvaro, el otro Álvaro... aunque como dijo Balanyà, antes del concierto, el otro soy yo.

110525_archipiel_005.jpg110525_archipiel_021.jpg[pe2-gallery class="alignleft" ] 110525_archipiel_001.jpg110525_archipiel_010.jpg110525_archipiel_011.jpg110525_archipiel_012.jpg110525_archipiel_021.jpg110525_archipiel_022.jpg110525_archipiel_023.jpg110525_archipiel_024.jpg110525_archipiel_025.jpg[/pe2-gallery]