Álvaro Sanz

Blog old

Ainara LeGardon está sedienta...

Hacía tiempo que deseaba torturar a Ainara LeGardon por haberme hecho tan feliz en cientos de ocasiones...

...y voy a confesarlo, en mi vida he sentido tanto placer en tan poco tiempo, audiovisualmente hablando... Cada día me siento más alejado de los artificios que creamos los realizadores para contar historias. En cada nuevo proyecto al que me enfrento deseo introducir la menor cantidad de elementos externos a la cámara, la naturaleza, el sujeto y mi retina. Si pudiera nunca más crearía un escenario, un plató, y ni se me ocurriría abrir un software de composición para añadir tipografías volando o cuadrados de colores. Sé que eso no puede ser, que los clientes aprietan, que las tendencias son las que marcan lo que es "actual" y lo que no, que hay un tipo que se dedica al marketing que quiere que su marca sea la mejor, un manager que desea que su artista sea el que más venda... por eso, cuando gente como Ainara LeGardon me pide que le haga un videoclip de una canción tan pura como "thirsty" y me permite ser yo mismo, soy feliz.La idea de este clip la hemos madurado entre Hannot Mintegia (Audience) y yo de una forma curiosa, sin hablar entre nosotros. Hannot tuvo una idea, se la comentó a Ainara, ella a mi, yo le di la vuelta y ya. Una semana después mi amiga estaba en el jardín de mi casa en Galicia, desnuda literal y emocionalmente preparada para algo que desconocíamos como iba a quedar. Y aquí os dejo el resultado del que para mi es el videoclip 43 de mi carrera y donde he conseguido sintetizar mi evolución como realizador. Me siento feliz con el resultado y espero que, a pesar de que no esbocéis ninguna sonrisa viéndolo, entendáis mi motivación.