Álvaro Sanz

Blog old

Oliete al estilo clásico

Desde hace unos meses he decidido recuperar la forma de viajar clásica. Aquella que puede parecernos obvia pero para muchos ya no lo es: la de abrir el mapa, trazar la ruta, y dejarse llevar por las señales en la carretera... y la intuición.

Durante varios años me he dejado llevar por los nuevos gadgets que nos marcan las rutas bajo criterios basados en ceros y unos. Estos artilugios, que además, nos dicen la hora a la que vamos a llegar me parecen cada vez más aburridos, poco espontáneos y nada educativos. He estado haciendo la ruta Galicia-Catalunya-Galicia sin saber ubicar a Zamora en el mapa, sin saber si Burgos estaba antes o después de León, si la nacional daba más vuelta que la autovía, y si Soria quedaba demasiado lejos de mi trazado como para desviarme a visitar la Laguna Negra.

Lo peor de estos artilugios, es además, que no te permiten equivocarte. Y eso es horrible! Si cometes un error te hacen, casi siempre, desandar lo andado y volver a empezar, con la penalización en tiempo de viaje que eso supone.

Cuando nos movemos con el mapa, en cambio, pasan minutos, incluso horas hasta que nos damos cuenta de nuestro error y descubrimos que la Andorra de Teruel no está en la ruta más corta entre el pantano de Mequinenza y Lleida. Lo cual puede ser un desastre, o puede llevarte accidentalmente al bello pueblo de Oliete durante una tormenta de verano.

110812_oliete_004.jpg