Álvaro Sanz

Blog old

Maestro lumínico y compañero de viajes

Estoy cruzando Portugal de punta a punta con Mònica, camino de Sevilla para recoger al resto de la expedición que se viene al primer Viaje Fotográfico a Marruecos. Y mientras miro en mi álbum de fotos para recuperar algunas imágenes de ejemplo ha aparecido esta instantána que alguien del equipo disparó con mi primera cámara digital. 060526_mk_duna caños meca (35).jpg

Yo tenía 29 años, estábamos rodando en Cadiz con Amanda y solo quería ser realizador de videoclips. Aún no sabía que la fotografía era realmente mi absoluta vocación. Las fronteras entre los lenguajes visuales a veces son demasiado estrechas, y a los locos por la naturaleza, la gente y los viajes nos cuesta diferenciar.

Y mientras miro esta foto recuerdo todo lo que he aprendido de este gran amigo que es Marc Enseñat. Tenemos gustos y estilos totalmente distintos, pero él me ha enseñado a ver la luz como algo vivo, como un absoluto protagonista del arte de fotografiar. Marc sabe cuando una foto va a quedar bien y cuando no antes de dispararla. Y sabe todo lo que tiene que poner o quitar para alcanzar la imagen que tiene en la mente. Él es reflexión, yo improvisación. Por eso hemos recorrido tantos lugares de este mundo juntos y hemos dormido tantas y tantas noches en cientos de lugares en mi primer coche, luego en la furgo, y más tarde en la autocaravana y nos hemos llevado como la mejor de las parejas.

090407 essaouira_01_diabat morning-2.jpg

Con Marc he recorrido Marruecos en dos ocasiones y hemos vivido el viaje de forma intensa. Y no lo dudéis, viajes como estos unen aún más a las personas. Y es que cada vez que me encargaban un proyecto lo primero que metía en la maleta era a Marc, mucho antes que la cámara, los trípodes, focos y maquillajes. Los proyectos se crean con las personas, creedme, no con la tecnología. Marc y yo hemos iluminado con focos de jardín un grupo de bereberes tocando los tambores; hemos sumergido una cámara en un tuperware para spaghettis, y hemos corrido atacados por un burro creyendo que eran un grupo de terroristas.

Compañero, maestro, amigo... que el viaje que ahora empiezas sea tan bello y pleno como todos los que hemos hecho juntos.