Álvaro Sanz

Blog old

El señor de la chimenea

Al entrar en el restaurante no he podido más que quedarme sorprendido por el personaje en la barra.

Mirando por la ventana, fumando un cigarrillo, con el gorro todavía en la cabeza... pero antes de que me vinieran a preguntar qué quería comer he observado que su trabajo, su único trabajo era el de alimentar la chimenea que permitía que todos los que comíamos en esta cabaña de más de un siglo, con las paredes y el suelo de madera, no muriéramos congelados por el frío que hace ahí fuera. Me gusta la gente que hace trabajos bonitos.
110102_luxemburgo_fonds-de-gras_086.jpg