Álvaro Sanz

Blog old

Café y monjas

Tomar un café. Un acto cotidiano. Tomarlo en buena compañía. Casi una obligación.

121006_Canarias_DominicasTeror_037.jpg

Durante el pasado curso de fotografía que impartí en Gran Canaria, decidimos instalarnos durante tres días en la Casa de Espiritualidad de las Hermanas Dominicas en una pequeña población llamada Teror en el centro de la isla. Generosas, nos abrieron sus puertas, a pesar de que nuestra actividad nada tenía que ver con la suya, nos cuidaron y nos dieron de comer, nos regalaron su paz y nos mostraron su amor por la naturaleza. Es curioso como a veces uno, en el lugar más extraño que pueda imaginar, se toma un café, y se siente relajado, y mira por la ventana, y ve la luz entrar, y piensa en hacer fotos, y olvida las fronteras y las barreras ideológicas, políticas o sociales y sueña con atrapar la luz, el humo... incluso mientras una monja le mira y sonríe.