Álvaro Sanz

Blog old

Boda gitana en Santiago

Dicen que para opinar sobre una cultura hay que conocer sus tradiciones y vivirlas. Hoy me he sumergido en una boda gitana. Qué grande!

Sí ya lo sé, es año Xacobeo y debería haber llegado a Santiago caminando desde Tarragona, como mínimo. Pero hemos venido a pasar el día en familia, no a pedir nada al Santo. Mientras paseamos por la plaza, llena de personajes curiosos y variopintos, hemos visto llegar decenas de señoras y señores bien vestidos, demasiado para haber hecho ni siquiera la última etapa del Camino. Poco a poco hemos ido concluyendo que cerca había una boda... y a medida que llegaban más invitados hemos sabido que se trataba de una boda gitana. Sí, una boda gitana en el Ayuntamiento de Santiago de Compostela, en Año Santo. Me he soltado el pelo, me he acercado a unos simpatiquísimos invitados ("los Badajó") y he entrado con ellos contestando "sí" a las varias preguntas de los Policias Nacionales de los controles del ayuntamiento. Cuando se ha abierto la puerta y he visto allí a todos los invitados girándose y mirándome me ha entrado un escalofrío que solo se ha roto cuando el padrino me ha preguntado que quién era, y yo, con voz temblorosa he dicho que un curioso que quería hacer algunas fotos, y él ha contestado "el de la gaseta! ... saca buenas fotos!!"Al salir a la calle, después de un fin de ceremonia divertidísimo, cantando y bailando, una invitada me ha pedido que no sacara las fotos en ningún medio dejando mal al pueblo gitano. Señora, esté usted tranquila. Viva los novios!