Álvaro Sanz

Blog old

Posts in proyectos
Casitas de pájaro de Carballo&Estrela

Pontevedra es una pequeña ciudad, que realmente no ofrece nada que no pueda ofrecer Vigo. Mentira. En Pontevedra está la tienda más bonita que conozco, la de Luis Portabales, y se llama Carballo&Estrela, y es imposible entrar sin salir con algo de allí.

Y para la revista Kireei número 06, que está inspirada en la casa y la ciudad, he pedido a Luis que construyera una de sus casitas de pájaros. He grabado y fotografiado todo el proceso, y luego me he llevado la casita de viaje, a los bosques de Kranjska Gora, en Eslovenia, un lugar fantástico donde me he perdido este verano.

Sea you soon

A TRIP LOOKING FOR WILDERNESS

 

Hay veces en las que las cosas solo pueden salir bien. Son esas mañanas en las que ni tan siquiera te has acostado para ver el amanecer, porque la salida del sol se junta con canciones coreadas al son de una guitarra y dos ukeleles en un pequeño refugio en una noche eterna.

No podía ser en otro lugar. El Río Piedra nos recibe con su aridez, con su noche mágica, sus estrellas y un refugio a temperaturas inhumanas. Un grupo de nosotros busca troncos secos, los demás persiguen estrellas a golpe de lento obturador, algunos se tumban en cualquier esquina y tratan de dormir las dos horas que les queda para que salga el sol. Y lo consiguen. A pesar de que un grupo generoso nos rodeamos de mantas y comenzamos a cantar, ya sin voz de tanta fiesta, y golpeamos guitarras y ukeleles en una noche indocumentada gráficamente.

Y alguien se asoma a la ventana, e intuye algo de claridad. Es hora de salir corriendo, de alzarse al vuelo, de comenzar a soñar, en el mismo lugar donde algunos, hace tiempo, ya corrieron y sintieron la mayor de las libertades. Porque aquí, en esta tierra, la palabra "libertad" hace el amor con las piedras, con los girasoles, con el trigo y con el mayo espectáculo celeste.

Y cuando el sol nos da los buenos días, apareciendo por las tierras de Gallocanta, a lo lejos, Leire y comienzan a correr, y se destapan de las lanas, para dar la bienvenida a su nuevo proyecto fotográfico "Sea you soon", que tendré la suerte de rodar en unos días, en las Islas Canarias. Ellas viajarán durante casi un mes para fotografiar en analógico, y yo compartiré varias jornadas con ellas para volver a casa con una pieza audiovisual. Por ahora, os dejo con algunas de las fotos que les hice y el trailer que grabé para presentar el proyecto. 

Hoy es Primavera
Las señales del camino las descubrimos si nos atrevemos a andar descalzos.
— Nina da Lua

 

Hay veces en que uno tiene que pensarse las cosas dos veces antes de decir que sí, si no se arrepiente. Pero hay otras en las que un "sí" significa el infinito.

Mi amiga Nina da Lua me llamó hace dos años. Hacía algún tiempo que no sabía de ella. Habíamos trabajado en varios proyectos juntos pero nuestros caminos se habían separado cuando me vine a vivir a Galicia. En la voz de Nina había un tono distinto al de siempre, y la voz de Nina es algo tan especial que puedes notar cualquier cambio en ella. Me dijo que tenía cáncer. Recuerdo perfectamente dónde estaba, el día que hacía, la posición del sol y ver a niños correteando por la plaza. Me paralicé. Le conté a Nina un secreto, mi secreto. Entendimos al instante que teníamos que vernos. Lo hicimos unos días después. Me impresionó verla, estaba en pleno proceso, quimioterapia, radioterapia... pero creo que me impresionó más que me dijera: "Álvaro, quiero contarlo, y tienes que hacerlo tú. Solo tú". Me emocioné, y lo hago ahora al recordarlo. Nina me brindaba una bellísima oportunidad en la vida, sí, en la vida. Contar una historia así, para un realizador, es un regalo absoluto. Pero también era una enorme responsabilidad. Pero le dije que sí al instante. Y lo volvería a hacer.

Unos meses después hacíamos un llamamiento en las redes sociales para poder rodar en las condiciones que nos parecieron mínimas. Decenas de personas nos apoyaron, compartieron nuestro proyecto, nuestra ilusión, nuestras ganas de contarlo. Y lo hicimos. Nina me había dicho que quería rodar en la naturaleza, y yo le dije que eso era Galicia: salvaje, naturaleza, pureza. Conceptos que encajaban perfectamente con lo que queríamos contar. Y las Illas Ons parecían ser el lugar perfecto. Y allí fuimos: Mònica Bedmar, David Oliete, Druso Pedrouzo, Nina y yo. No os puedo contar las ganas que teníamos de empezar a rodar, de ver cómo todas aquellas ideas que nos habían dado vueltas durante semanas comenzaban a tomar forma.

Y se hizo el silencio. Druso dijo: "Grabando", y yo miré por el visor. Y sentí algo especial, como si fuera la primera vez que rodaba. Lo había hecho cientos de veces antes, pero esa era como mi primera vez. Quizás fue realmente la primera vez que lloré rodando; que sentí que lo que estaba captando mi cámara era una parte de mi; que había comprendido la esencia de otra persona, de Nina, y que estaba contándolo de una forma sincera. Sentí mucho al rodar este documental, y sé que fue un punto de inflexión. Y sí, una parte de mi, una parte de nosotros quedó en esa isla, que nos dio todo lo que nos podía dar y todo lo que necesitábamos de ella.

Hoy es Primavera. Un documental de Nina da Lua y Álvaro Sanz
Hoy es Primavera. Un documental de Nina da Lua y Álvaro Sanz
Hoy es Primavera. Un documental de Nina da Lua y Álvaro Sanz
Hoy es Primavera. Un documental de Nina da Lua y Álvaro Sanz
Hoy es Primavera. Un documental de Nina da Lua y Álvaro Sanz

Tienes más información en la página que hemos creado para el proyecto en www.hoyesprimavera.com

La Mirada
Lo que sentimos al mirar una imagen no debe separarse de la imagen o de nosotros mismos. La sensación, la imagen y nosotros estamos unidos en un único misterio
— René Magritte

Leo estas palabras por la noche, y a la mañana siguiente me dejo llevar. Hace días que tengo que crear una pieza especial que hable sobre "La Mirada" para la nueva revista Kireei en formato papel. En esta ocasión Cris Camarena y yo hemos decidido que mi colaboración no será en forma de fotografías, sino en un audiovisual, el lenguaje que me ha acompañado durante los últimos 15 años... Es mi forma de expresar lo que siento, cosiendo imágenes y músicas, en pequeñas piezas como ésta. Espero que te guste. 

Nona Bruna

Hace unas semanas vino Lola Giardino a nuestra casa en Galicia. Vino a pasar 3 días de trabajo intensivo. Perdió voluntariamente el avión y acabó conviviendo dos semanas con nosotros.

Pasar simplemente una tarde con Lola es cargarte de energía para futuros proyectos y de realismo para proyectos que tienes en la cabeza. Sus talleres De ideas geniales a ideas reales son una muestra de esa capacidad que tiene para ayudarte, llevarte de la mano con una sonrisa de oreja a oreja y lanzarte justo cuando ves el precipicio. Y de repente, no lo sabías, y puedes volar.

En los días que estuvo aquí Mö y Lola crearon un proyecto que me parece que nos va a emocionar mucho; participó en el curso que impartí en casa "Pensar en imágenes"; nos cocinó cosas que jamás pensé que podían ser tan ricas; charlamos de mil proyectos e ideas, y dedicamos una buena parte del tiempo a desarrollar el lookbook que ha hecho Mö y podéis ver aquí. Al terminarlo se vino con nosotros en coche a Madrid para participar en mi proyecto Poesía en la ciudad y acabamos pasando unos días divertidísimos con Cris de Kireei, Bego de Tea on the Moon, Laura de Grey Elephant, Bea Gaspar de Con Botas de agua...

Aquí os dejo el spot promocional que rodamos durante una preciosa jornada de paseo por los bosques de Cerdedo, de masa para una Calzone que estaba impresionante y una merienda en buena compañía. La música es de los amigos de Lecirke, una banda sonora perfecta para cada momento.

No me cansaré de decirlo: Mö y Lola me pueden proponer lo que sea, me rindo a sus pies y a sus mentes privilegiadas.

Repetint històries con Llúmia

Hace meses que esperaba este momento. Porque no hay nada mejor para un realizador, un productor y fotógrafo que llegue el día en que su trabajo ve la luz y lo puede compartir.

Hoy hemos publicado el videoclip de Llúmia, Repetint històries. Hacía casi dos años que no presentaba nada relacionado con la música y estaba sediento después del intenso Thirsty de mi amada Ainara Legardon.

Éste que os presento hoy lo rodamos en marzo, bajo temperaturas menoscero, con un equipo formado por , Oliete y Kore. El entorno, un pueblo abandonado en el Pirineo Catalán que meses antes nos había dejado a los cuatro enamorados durante uno de mis cursos fotográficos. Os dejo también el teaser que rodé con Mö en Suecia, donde hice también la foto de la portada del disco, a la que ella ha dado su toque gráfico. Espero os guste!

Spot turisme l'Hospitalet de l'Infant i la Vall de Llors

Después de varias semanas seleccionando, editando, retocando y musicando hemos finalizado el nuevo spot de turismo de l'Hospitalet de l'Infant i la Vall de Llors.

Durante varios calurosos, divertidos y agotadores días rodamos el nuevo spot promocional de este pequeño municipio del tarragonés.Desde aquí no puedo más que felicitar al reducido equipo que hemos formado este nuevo proyecto audiovisual: a Marc Enseñat por compartir su dominio de la luz y sus risas; a Mònica Bedmar por colocar cada detalle en el lugar exacto; a Carlota Ganduxé por aguantar los madrugones con sonrisas obligadas y sumergirse sin poner cara de frío a pesar de que nosotros íbamos con neopreno; a Ainara LeGardon por comprender, como siempre, mis proyectos y poner los acordes exactos para transportarnos con su música, y a todos los amigos de Hospitalet que nos hay ayudado a poder llevar a cabo esta nueva producción.Este es el spot corto, dentro de unas semanas se presentará oficialmente la versión larga y la compartiré, también con vosotros! Ahora, ¿nos vemos en el Palmfest?

Mirades de Cargol: Fragas do Eume, amors prohibits

En las Fragas del Eume viajamos río arriba para llegar a pequeños templos perdidos entre árboles. Leyendas de amores imposibles nos llegan al alma mientras serpenteamos por húmedos caminos a la vera del río.

En el capítulo de hoy de mi programa de tv Mirades de Cargol viajamos cerca, muy cerca, a las Fragas do Eume, en Galicia.Texto en castellano:

Mi sueño de hoy me despierta en las fragas del eume, entre la costa de la ría de ares y la sierra del Cadal da Loba.
El río Eume es mi aliado en estos bosques de fábula.Camino, escucho los cantos de sus meandros acariciar las rocas y los líquenes de este humedal, intento identificar las hojas de sus arboles ancianos: entre amarillos primaverales distingo alisos, robles, olmos y acebos que tamizan la luz velada que alimenta este longevo ecosistema. Sus aguas verdemarinas columpian reos migratorios, truchas y anguilas, visibles solo para el viajero paciente.
La temperatura siempre constante y el frescor de las Fragas, licúa estos verdes de leyenda, camuflando los helechos, líquenes y musgos milenarios, testigos de un remoto pasado. Rio Eume que nace en la Terra do Xistral y canturrea todo su recorrido hasta morir bebiendo el mar salado en la cercana Pontedeume. Vertebra con su caudal estos bosques de sonidos eternos: pájaros carpinteros y petirrojos que me susurran de amores prohibidos y de monasterios perdidos, como el de Caaveiro.
paseo....
Por la mañana la niebla difumina su silueta, espero....por fin, con el calor del sol, el monasterio de Monfero se me revela en toda su elegancia románica! Su fachada barroca de sillares ajedrezados promete una visita reveladora, así que elevo mi espíritu hacia su cúpula barroca sin ningún miedo, tan solo el deseo de oler este paz de incienso. Recorro sus claustros perseguida por los ecos de mis pasos. Mis respetos ante la tumba de los Andrade, mientras mi imaginación se desata entre este granito monumental y me transporta de nuevo al pasado, a la triste historia de los atormentados amantes Mauro y Elvira, encerrados en los húmedos subterráneos del próximo castillo de Andrade.
vadeo.....
La vida sin prisa, el olor a libertad y el tiempo infinito de los sueños son los tesoros que me regalan estos parajes de paz.
La noche me sale al encuentro en el bosque de Forgoselo, rodeada de ternura y crines teñidas por los últimos rayos del divino astro. Lentamente el silencio oscuro se funde con los cabellos de estos salvajes, apaciguados ya por el canto de los grillos y el arullo de las cigarras. Sus siluetas se desdibujan en el naranja del ocaso, así que cierro mis ojos en una espera de luto hasta despertar mañana en un nuevo cuento.
Mirades de Cargol: Costa de Moçambic, els riures dels nens

De los 13 capítulos que conforman esta primera jornada de Mirades de Cargol, el programa que dirijo y produzco, el de Mozambique es el que más me emociona por todo lo que ha supuesto ese viaje por tierras malgaches.

Esta semana se ha emitido en la XTVL el programa correspondiente a la Costa de Mozambique en Madagascar. Recorriendo aldeas como Ifaty o Andavadoaka podréis navegar por aguas cristalinas y revivir en un viaje lleno de sonrisas.Aquí tenéis el texto en versión castellana:

Hace tiempo necesité salir a buscar. Algo en mi interior me catapultaba hacia adelante como movida por un resorte mágico de añoranza...¿pero qué era eso qué mi alma me pedía encontrar?
En Tulear esperé la salida del sol, ansiosa por preguntarle a la luz del alba, a los sonidos de la mañana...
No encontré respuesta. Quizás en Ifati podría dar con alguna pista, así que me transporté en un viaje rudimentario y volví a escuchar el nacimiento del día. El cálido naranja vespertino me susurró de la infancia, de la inocencia, de las sonrisas regaladas...y seguí preguntando...¿dónde estaba aquella sensación perdida, aquel recuerdo de felicidad gratuita?
Alguien me dijo de Andavadok, así que allí esperé de nuevo el desperezar del amarillo... y le hablé, ansiosa por saber: ¿dónde se ocultaba?
Supe entonces del esfuerzo por la supervivencia, del amor orgánico de la maternidad ancestral, del azul del cielo tiñendo con sus reflejos este mar espejo, de las noches tejidas con constelaciones eternas. Pude escuchar el cansancio de los barcos regresando para encontrar su lecho de arena, después de una jornada de viento y salitre. El recuerdo de una niñez olvidada vistió entonces los rostros de una alegría sincera. El vuelo de dos almas libres me hicieron recordar...poco a poco mi piel empezó a olfatear aquella idea olvidada, aquel tacto de inocencia aterciopelada. Como un viejo perfume del pasado, comenzó a introducirse por cada uno de mis poros, a recorrer el torrente de mi sangre entumecida, a ocupar las ancianas articulaciones de mi razón adulta, a descontar los años de mis edades cumplidas... hasta que llegó al centro mismo de mi corazón de hojalata...y como brasa al rojo vivo lo fundió en luz de ilusión dorada.
Mirades de Cargol: Marken, marea, brea i salnitre

Marken es uno de los muchos pueblos que se extienden por el norte de Holanda, con sus casas de color de brea. Allí pasé mis últimos días antes de que llegara Nanook al mundo, y allí rodé esta pieza para mi programa de televisión Mirades de Cargol.

Esta semana la XTVL ha emitido el capítulo correspondiente a Marken, un precioso pueblo cercano a Amsterdam y rodeado de mar. Allí el viento me salpicó la cara mientras intentaba imaginar cómo sería ser papá.El texto, dice así:

Marken aparece barnizado de olor a brea. Espío sus callejuelas decoradas de casas marineras buscando al anciano de algún Heminway del pasado. El marinero de piel tostada y salitre en la mirada. De brazos nudosos y cabellos de algas. En cada ventana imagino su mirada celeste perdida en el horizonte, recordando sus días mozos. Los días de las madrugadas heladas en que salía en su barca con su aparejo y sus ideas de libertad como únicas compañeras de viaje. Los días de las jornadas de lluvia calada en que regresaba sin cosecha que vender en el puerto. Eran días de calor absorvente, nuca abrasada y llagas de viento. Días de taberna en la noche para calmar la soledad con tragos de licor barato... Aquellos días de anhelo amoroso que nunca llegaba, de instinto paterno ya caduco en la espera...
Días, meses, años...toda una vida regalada a este mar norteño. Ilusiones robadas por las mareas de invierno. El otoño en la espalda de este viejo deshecho, vadeando en su barca, ya ciego, ya torpe en su empeño.
Olas jóvenes tomando el relevo de sus días pasados en otros mares; nuevos peces cantarines burlando su anzuelo. Espuma de mar besando la arena en su vaivén coqueto, mientras esta se seca de pena esperando un nuevo beso. La luna alcahueta manejando su ritmo de encuentros.Y el viejo ya enfermo resignado en tierra, con pies de barro caminando tierra de asfalto. Escuchando la nana del faro como niño anciano. Durmiendo por fin en su lecho de madera y delgado fieltro y soñando con estelas de azul eterno.